Martes 27 de Octubre de 2020 Resistencia - Chaco
 
 
 
 
 
 
Mg Lic. Miguel A Aquino. Director de carrera Fac Cs Económicas. UNCAus. Docente Unne.
La capacidad industrial instalada se encuentra en un 56,8% en su nivel general, la industria automotriz arribó al 29,80%
El Indec informó que, en el mes de julio de 2020, la utilización de la capacidad instalada en la industria se ubica en 56,8%, con un leve repunte desde que inició la cuarentena obligatoria en marzo de 2020, cuando ese nivel fue del 51,6%
Mg Lic. Miguel A Aquino. Director de carrera Fac Cs Económicas. UNCAus. Docente Unne.
Miembro Fundación IEFER. Gaes Nea.

La actividad industrial lentamente comenzó a reponerse luego de haber tocado un piso del 42% durante el mes abril de 2020, momento en que la pandemia en pleno afectó toda la actividad de la industria del país y al mes de julio de 2020 tuvo un leve repunte.

Recordemos que este indicador mide en términos porcentuales la capacidad productiva del sector industrial y este relevamiento comprende un panel de entre 600 y 700 empresas y para su cálculo, se tiene en cuenta cuál es efectivamente la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada.

Para ello se consideran criterios técnicos, como el aprovechamiento potencial de las plantas productivas, empleando el máximo de turnos posibles y las paradas necesarias para el mantenimiento apropiado de dicha capacidad.

En esa visión podemos observar que desde el año 2019 la industria se encuentra por debajo del 62,7% y en esta etapa de paralización de actividad, durante los meses de junio y julio tiene una leve recuperación con el 53,3% y 56,8% respectivamente.



Actividades por sobre el promedio general

En el caso de los bloques sectoriales que presentan en julio niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son productos del tabaco (79,5%), sustancias y productos químicos (68,7%), refinación del petróleo (68,1%), productos minerales no metálicos (67,5%), papel y cartón (65,0%), industrias metálicas básicas (61,0%) y productos alimenticios y bebidas (59,5%).

Actividades por debajo del promedio general
En tanto que los bloques sectoriales que se ubican por debajo del nivel general son edición e impresión (51,6%), productos de caucho y plástico (47,3%), industria metalmecánica excepto automotores (44,6%), productos textiles (43,1%) e industria automotriz (29,8%).

Se informó que la principal incidencia negativa en julio de 2020 respecto al mismo mes del año anterior se observa en las industrias metálicas básicas, que exhiben un nivel de utilización de la capacidad instalada de 61,0%, inferior al de julio del año pasado (79,3%).

En cuanto a la elaboración de alimentos y bebidas registra, en julio 2020, se observó un nivel de utilización de la capacidad instalada de 59,5%, inferior al registrado en julio de 2019 (63,9%), a partir principalmente del menor nivel de molienda de oleaginosas, de la disminución en el volumen de producción de ciertas líneas de bebidas como aguas y bebidas gaseosas, y de la menor elaboración de carnes bovina y aviar.

Por su parte la refinación del petróleo muestra, en julio de 2020, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 68,1%, inferior al de julio de 2019 (75,1%), a partir de la disminución registrada en el procesamiento de petróleo.

Las plantas que elaboran productos químicos básicos, materias primas plásticas y caucho sintético y las que fabrican jabones y productos de limpieza presentan los principales incrementos en la utilización de la capacidad instalada respecto de julio del año anterior.

Encuesta cualitativa de la industria manufacturera

Una revisión del desarrollo de la actividad industrial se logra mediante la encuesta cualitativa de la industria manufacturera durante la emergencia sanitaria, que fuera realizada a más de 1.700 locales manufactureros de la República Argentina.
El resultado de tal evaluación indicó que el 51% operó con normalidad en julio, mientras que 49% operó parcialmente o no tuvo actividad productiva.

En el caso de aquellas industrias que se vieron afectadas, y no pudieron desarrollar su actividad con normalidad, es decir el 49% de ellas, indicaron que las que no pudieron operarcon normalidady lo hicieron parcialmente fueron un 45% y un 4% que estuvo sin actividad productiva.


La capacidad industrial instalada a futuro

En vistas a la intención del Gobierno Nacional de lograr la recuperación de la actividad económica hacia el año 2021, las proyecciones de potenciar la agro industria, y sin el peso del factor del pago de la deuda externa en el corto plazo, es de estimarse que la situación del sector industrial tienda a normalizarse y proyectarse hacia el alza.

Los Gobiernos provinciales, como el caso de la provincia del Chaco, se alinean en esa mirada de búsqueda del crecimiento económico en el corto plazo como un factor de despegue de las regiones provinciales y del propio país. El desafío está planteado, crecimiento con inclusión.


Miércoles, 16 de septiembre de 2020
...

Volver

   
   
 
 
   
  Copyright ©2012
www.TiempoFiscal.com
Todos los derechos reservados
Fundación IEFER